1. Bicarbonato de sodio: el uso de bicarbonato de sodio (el polvo como tal) con regularidad o en grandes cantidades como pasta de dientes o agente de blanqueamiento dental puede dañar la superficie de los dientes y causar sensibilidad debido a que desgasta el esmalte. ¡Evítalo! Ve esta receta para pasta dental casera.
  2. Blanqueamiento dental: si blanqueas tus dientes, recomendamos evitar fumar, comer frutos rojos, beber vino tinto, café o refrescos de cola, al menos 15 días después del procedimiento.
  3. Comida dura: si estás pasando por un proceso de ortodoncia, cosmético o protésico (carillas, temporales, prótesis dentales), te estás recuperando de una cirugía dental recientemente, tienes dientes flojos o problemas de la articulación temporomandibular, evita comer alimentos duros.
  4. Alimentos cítricos: el exceso en el consumo de alimentos y bebidas ácidos (principalmente en pacientes con boca seca) puede provocar sensibilidad en los dientes, también caries debido a un cambio en el pH salival, incrementar la frecuencia de padecer herpes labial (Fuegos labiales), cortes en la mucosa, dificultad para hablar, dificultad para tragar.
  5. Boca seca: la xerostomía o boca seca, te hace más propenso a sufrir caries, así como dificultad para hablar, dificultad para tragar y el aumento de acumulación de alimentos entre los dientes o prótesis. Usa un sustituto de saliva de una fórmula farmacéutica, o hierve 1 cucharada de linaza en un vaso de agua y haz tu propio sustituto de saliva.
  6. Cepillo de dientes: la elección de un cepillo de dientes debe tener en cuenta la capacidad del paciente para mover el cepillo y limpiar de manera efectiva. Debe considerarse la dureza y el tamaño correctos, así como combinar un cepillo de dientes manual y eléctrico junto con los cepillos interdentales (Si tienes marcapasos o desfibrilador, no utilices un cepillo eléctrico).
  7. El hilo dental: el hilo dental es la mejor maniobra de higiene, que previene las caries interproximales (entre los dientes) y los problemas de las encías. Limpia el 35% de la superficie de los dientes. Considera usar hilo dental normal, pero en caso de movimientos 
  8. limitados de la mano, usa Flossers (palillos de plástico con hilo dental incluido). 
  9. Pasta de dientes: debes usar muy poca pasta de dientes para evitar quemar o irritar las encías y la mucosa oral. ¿Cuánto usar? Solo usa pasta con el tamaño de un chícharo. 
  10. Tabaco: fumar o masticar tabaco no solo puede causar manchas en los dientes y las encías, sino también resequedad en la boca, cambio en los vasos sanguíneos de las encías, cambio en el sabor de las comidas y, por supuesto, puede causar cáncer oral.
  11. Medicamentos y afecciones médicas: la mayoría de los medicamentos existentes causan resequedad en la boca, así como muchas afecciones de salud. Es por eso que nos sirve conocer tu expediente médico para saber qué efectos secundarios hay en la cavidad oral.