Consideramos la odontología cosmética como un desafío artístico. La odontología cosmética implica procedimientos electivos para mejorar la estética de tu sonrisa, como carillas o coronas, blanqueamiento dental, gingivectomía (recorte de encías), Brackets, entre otros. Todo este proceso es al que llamamos Diseño de Sonrisa (Smile design, Smile makeover). En cualquiera de estos casos, hay algunos puntos a considerar antes de someterse a un tratamiento cosmético.

Pasos a considerar para una mejora estética de tu sonrisa:

  1. Se deben tomar radiografías al menos en las áreas que serán tratadas para descartar cualquier problema del nervio del diente antes de comenzar. También se deben tomar impresiones de tus dientes (moldes) y un registro especial de mordida. Se debe realizar un análisis de mordida para confirmar la posición y el grosor de los materiales para que no interfieran con el proceso de masticación del paciente, así como un análisis del tamaño y forma de las encías, los labios, la posición natural de los dientes, posibles hábitos, entre otros.
  2. Siempre que elijas un procedimiento cosmético, es posible que te preguntes cómo te verás con los cambios, por lo que existe una técnica en la que se toman fotografías y las mejoras de la sonrisa se realizan digitalmente. Esta es una forma rápida y no invasiva de echar un vistazo a tu «Nuevo tú». Si se trata de mejoras en los dientes únicamente, siempre existe la opción de hacerlo directamente sobre los dientes con una estructura temporal (Mock-up), que sin modificar los dientes, simula el nuevo tamaño y la forma de los cambios en tu sonrisa.
  3. El tercer paso en el caso de Carillas, coronas u otro tipo de prótesis es seleccionar el tipo de material para las restauraciones. Lee este artículo para más detalles.
  4. Después del procedimiento, recibirás instrucciones sobre cómo comer con tu nuevo tratamiento, así como sobre cómo cepillarte correctamente. Se recomienda un protector bucal / férula para mantener tus dientes protegidos de pequeñas grietas por rechinar los dientes y apretar la mandíbula.